domingo, 3 de marzo de 2013

Mensaje a usted, sui

Suben al bondi unos de la fundación cazabajones. Reparten unos volantes:
 

No te mates. No por vos. Por los demás, nomás. ¿Qué ganás matándote así no más sin antes patear el tablero en serio? ¿Sin antes salir del agujero aunque sea haciendo algo por la humanidad? Aunque sea que valga de algo, válgame.


¿Por qué carajo querés no seguir viviendo? En serio, digo... Todos sufrimos el peso enorme de la realidad y la angustia de esta existencia terrible y todos los dramas y avatares de la humanidad, así que vamos, sea machita o machito, carajo, y aguante lo que le tocó y si quiere cambiarlo cámbielo aunque su vida se le vaya en ello... si, total, usted ya dijo que estaba muerto, no? Patée ese tablero antes de partir, si es que realmente hace justicia y no es un capricho de pendejito. Piense eso antes, por supuesto.

Y si sufrió una tragedia horrible y una gran injusticia hizo que su familia entera muriera en trágicos momentos o todos sufren por su culpa o lo que sea, sepa que ya hubo otros que pasaron por lo mismo que usted o peor y siguieron y se defendieron. Bastantes libros de autoayuda y cadenas de mail pedorras le habrán llegado que afirmen que esto es cierto; así que no sea cobarde, no arruine a todos los que lo quieren en serio. No sea egoista, salga de ese puto ombligo. No me haga calentar, caramba.

Y nadie dijo que sea una cobardía, más vale, pero más bravo es el que se queda, no sea gil. Porque para matarse usted está en todo su derecho y lo defiendo. Creo en la voluntad propia y la decisión vital. Pero para matarnos la vida a todos nosotros, los que quedamos en este vivo agujero, no se lo permito. Se lo niego, no tiene ese derecho.

Dan un discurso y datos de cómo contactarlos. Pide ayuda. Nadie le da una moneda.
Inmediatamente al bajarse se putea con el chofer. Veo por la ventana que el tipo se raja un tiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario